Respeto y Anonimato

Se garantiza a los donantes de cuerpo y a su familia que serán tratados con dignidad, respeto y anonimato en todo momento.

El cuerpo donado a la Universidad constituye un acto de servicio de la persona a la sociedad, un acto de verdadero altruismo, el cual es conocido por los estudiantes y profesionales que lo estudiarán, a quienes se les explica sobre la importancia de dicho acto en beneficio de toda la humanidad.

Durante los estudios e investigaciones que se realizan, los estudiantes son supervisados por los profesores tratando el cuerpo con el máximo respeto y dignidad, con mantenimiento del anonimato.

El acto de la donación de cuerpo requiere voluntariedad, libertad y solidaridad por parte del donante, y aceptación y agradecimiento por parte de quien lo recibe.

Los donantes no son tan solo personas que eligen donar sus cuerpos, ellos también son la madre, hija, padre o hijo de alguien y serán honrados en su decisión.